Nuestro rincón
Que lograr un objetivo sea siempre el principio de algo, no el fin.
digital

¿Conóces el método Kaizen?

«Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto sino un hábito»

Aristóteles 

 

En Ethinking hemos reflexionado sobre está filosofía japonesa de mejora continua en cualquier ámbito de nuestras vidas. Te contamos en qué consiste y cuáles son sus beneficios.

El método Kaizen se basa en la idea de que pequeñas acciones realizadas de forma organizada y continua, pueden hacernos alcanzar objetivos muy importantes.

Este método fue creado en Japón, en la década de los 50, como una actitud de reconstrucción después de la segunda guerra mundial. Kaizen una palabra formada por dos kanijis japoneses, donde «KAI» significa cambio o reforma y «ZEN» es la sabiduría o bondad, lo que hace referencia a un proceso de mejora continua.

Frente a la gran incertidumbre en la que nos encontramos, los mercados cada vez son más globales, complejos y cambiantes, por tanto no siempre es posible prever la crisis. La pandemia del coronavirus nos lo ha dejado bien claro.

Por tanto, enfocarnos en pequeñas metas a corto plazo puede ser la clave sobrevivir a la coyuntura económica actual, e incluso, crear una base sólida para el crecimiento futuro de las empresas.

Esta filosofía está orientada a buscar el perfeccionamiento, sea lo que sea que hagas siempre puedes mejorarlo. Se puede asemejar al concepto de optimización. Su gran fundamento, es el cómo conseguir estas mejoras.

Este método busca eliminar las malas prácticas o ineficiencias buscando un sistema de gestión orientado a la mejora continua a través de pequeños procesos de cambio que puedan generar grandes y positivos impactos a largo plazo. 

 

¿Cómo funciona el método Kaizen?

Este método está basado en la constante evolución de los procesos que se integran en el sistema productivo de la empresa, estableciendo estándares de calidad y midiendo constantemente los logros obtenidos a corto plazo.

De tal modo, se asegurará el cumplimiento del proceso de mejora continua. Para la ejecución de este método entra en juego las cinco «S» del método Kaizen, cada palabra representa un paso:   

  • Seiri – Clasificación: clasificamos lo útil y lo inútil, distinguir lo necesario de lo que no es. 
  • Seiton – Orden: ordenamos lo útil y decidimos sobre lo inútil, es decir ordenar todo lo que sea necesario. 
  • Seiso – Limpieza: Conocer todos los procesos de la organización en detalle para que cualquier problema sea identificado y se pueda solucionar. 
  • Seiketzu – Normalización: Prevenir la aparición de posibles ineficiencias manteniendo una organización  y limpieza. 
  • Sheitzuke – Disciplina: fomentamos la disciplina y el autocontrol para una mejor productividad, en definitiva el compromiso para una mejora continua. 

Lo interesante de estas cinco «S» es que no solo lo podemos aplicar en el ámbito profesional, sino también en el ámbito personal.

El objetivo de este método es conseguir una correcta organización y un ambiente disciplinado para disminuir o eliminar los tiempos improductivos diseñando poco a poco un mejor sistema de producción. 

¿Cómo puedo aplicar este método Kaizen? Te explicamos dos pequeños pasos para que puedas aplicar este método.

  • Simplifica las tareas: el objetivo es distribuir correctamente las pequeñas tareas que puedas alcanzar en tu día a día para lograr una mayor efectividad de tus labores.
  • Aplica el método todos los días: Se trata de reproducir el primer paso para crear el hábito. Por ejemplo, si quieres comenzar a leer libros, no puedes dedicarte a leer un libro entero, por el contrario debes dedicar a leer una cantidad de tiempo todos los días, sin excepción y poco a poco irás creando ese hábito a través de ese objetivo a corto plazo todos los días. 

«Mejora constante gracias a invertir 1 minuto» – Método Kaizen –

Algunas de las ventajas que nos ofrece este método son;

  • Mejorar la capacidad de autogestión, ser más productivos y reducir el tiempo desperdiciado.
  • Fomenta valores personales y laborales, representa una mejora continua siendo más eficientes y comprometidos.
  • Crea hábitos positivos y constructivos, desarrolla habilidades sin siquiera ser conscientes de ello.

Para finalizar esta reflexión, destacamos que la aplicación del método Kaizen busca la excelencia tanto laboral como personal, a través de su gestión de mejora continua, exigiendo el cumplimiento de pequeños objetivos que se conviertan en hábitos, para lograr una mayor productividad de sus funciones. 

«Mejorar siempre, conformarse nunca»

Ahora que has comprendido el método Kaizen, 

¡es hora de ponerlo en práctica!

 

Poíitica de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.